Páginas

sábado, 20 de agosto de 2016

Pan de plátano y chocolate

Este pan dulce está tan rico que mientras probaba el primero que hice inmediatamente me puse a hacer recuento de ingredientes para ver si me daban para un segundo. Porque está feo preparar un bollo para el desayuno del fin de semana y que cuando tu parte contratante llegue a casa quede apenas la mitad. Bueno, eso y que con la excusa de la lactancia no me corto un pelo.

En mi defensa diré que de hecho ahora peso seis kilos menos que antes de quedarme embarazada, y que acabo de hacer unos análisis de sangre y mi doctora me ha felicitado por los buenos resultados. Además, durante los primeros tres meses de lactancia los plátanos han sido un componente importante de mi dieta nocturna (se pueden transportar fácilmente, se pelan con una mano, se comen en un pispás, sacian bastante y dan energía a corto plazo, todas características muy ventajosas para una madre primeriza recién salida del horno). Pero ahora que mi bollito me da un poco más de tregua por las noches, se me habían acumulado unas cuantas bananas que estaban amenazando con criar mosca de la fruta al máximo de su potencial.

Como veis no me faltan razones para justificar mi vicioso comportamiento.

La receta es una variación del crackly banana bread de smitten kitchen eliminando sirope, especias, y añadiendo trozos de chocolate. Se prepara en un santiamén, usando un sólo bol, y sin batidora. Frío está bueno, caliente es una maravilla a medias entre un bizcocho y un pudding.

Yo os lo cuento. Vosotros veréis qué hacéis con la información.

Pan de plátano y chocolate:

-> Precalentar el horno a 180 °C
-> En un bol grande poner:

    3 bananas grandes y muy maduras, peladas y cortadas en trozos

-> Aplastar con un tenedor de modo que quede una pasta con grumos

-> Ir añadiendo y mezclando con el tenedor:

  + 1 huevo
  + 80 g aceite de girasol
  + 80 g azúcar morena
  + 5 g (1 cucharadita) esencia de vainilla
  + 7 g (1/2 sobre) levadura en polvo
  + 1/4 cucharadita sal
  + 180 g harina de trigo integral
  + 100 g chocolate sin leche cortado en trozos

-> Verter en un molde y hornear (unos 40 minutos)

1 comentario:

  1. Qué rico suena. Voy à probar con harina sin gluten. Gracias

    ResponderEliminar